La comunicación sólo es posible entre personas que utilicen un mismo lenguaje en el que, incluso con idiomas distintos pero conocidos, los significados que atribuyen a las cosas y acciones se interpreten de forma semejante.

Así es en la comunicación cotidiana, habitualmente entre hablantes del mismo idioma, que muchos significados se dan tan por asumidos, que es posible incluso comunicarse con un mínimo de palabras (RAE: Unidad lingüística, dotada generalmente de significado, que se separa de las demás mediante pausas potenciales en la pronunciación y blancos en la escritura).

comunicación

Pues bien, la complejidad de las sociedades modernas actuales ha llegado a un punto en que, aún empleando un mismo idioma, los significados que distintos segmentos o subgrupos de población atribuimos a las mismas cosas, acciones e incluso palabras, que es preciso volver a explicar lo que se da por obvio, en la constatación de que los significados construidos socialmente difieren ampliamente entre nosotros, y que incluso muchos de ellos no siquiera son realmente percibidos.

Por ello, y a fuer de parecer reiterativo, incluso de detallista, reexplicando lo obvio, tengo claro que el hecho de darlo por supuesto conduce a su desconocimiento y, por tanto, ocultar una parte de la realidad para su mejor comprensión que, en el afán de explicarla tan detallada y específicamente, pierde su propia interdimensionalidad entre nosotros, los seres humanos.

universo_cuantico

De modo que en esta contemplación (RAE: Poner la atención en algo material o espiritual). holística de la realidad, empleo una visión interdimensional de la compleja realidad humana, debiendo incluso por necesidad descender a la descripción dimensional diferenciada para, a partir de sus interrelaciones y dinámicas conjuntas, alcanzar una mejor comprensión de la realidad.

Será a partir de ésta reflexión que en lo sucesivo dedique, a las distintas dimensiones (ecológica, sociológica, económica, política, cultural y psicológica) en que considero posible compartimentar la realidad humana, la atención necesaria para captar la realidad que construimos cotidianamente. Y a partir de las mismas, comprenderla.

5633fullcd6

Así desarrollaré los artículos (post en el idioma de internet) siguientes agrupándolos bajo alguna de esas dimensiones concretas o, cuando se aborde globalmente, bajo la etiqueta holística. Espero así que se interprete lo global desde lo concreto, pero sobre todo lo concreto desde lo global, formando así la unidad de comprensión necesaria para entender lo que acontece.

espacio tiempo

 

 

 

 

ROLes. Red de Observatorios Locales.

Información y análisis multidimensional a nivel local.

Vista la dispersión de información cuantitativa a nivel local de la provincia de Valencia, y en muchas ocasiones lo desactualizada que está la misma, estoy implementando una Red de Observatorios en los que difundir dicha información que, sobre algunos municipios y comarcas de la provincia de Valencia y sobre ésta misma, se halla dispersa y confusa, a la par que añadiendo aquella que pueda incorporar de primera mano, siempre intentado presentar la misma de forma accesible al gran público (por más que los datos brutos sea necesario presentarlos en forma de tablas).

De momento, y junto a algunos blogs concretos, la misma se va difundiendo en Facebook, dado que permite incorporar muy fácilmente gráficos informativos.

Os invito a incorporaros a dicha Red.

AnuncioPincha sobre la imagen para dirigirte al la página de FB que hace de contenedor del resto de Observatorios Locales.

 

 

 

 

Los próximos días 22 y 23 de setiembre, el Colegio de Graduados Sociales organiza las X Jornadas de Relaciones Laborales, evento interesante tanto para profesionales como para alumno/as de Relaciones Laborales de Valencia.

Adjunto información del evento

JV1 RRLL

así como de las próximas Jornadas que tienen previsto ofrecer durante el presente cuatrimestre de 2016

JV RRLL

 

 

 

    “Tengo seis honestos sirvientes que me enseñaron todo lo que sé: Sus nombres son Qué, Por qué, Quién, Cuándo, Cómo, y Dónde”. Rudyard Kipling

El ser humano (género neutro) está inserto en una realidad con dos dimensiones: la natural y la social, es decir la de las personas entre sí, y la de estas con su medio ambiente.

Se plantea el problema de la relación sujeto-objeto como dos elementos del conocimiento, cuestión básica y punto de partida de toda teoría del conocimiento. Pero, ¿el sujeto puede ponerse frente a la realidad para conocerla, o es parte misma de esa realidad?¿Hasta qué punto es posible conocer sin alterar, sin actuar?

El problema del conocimiento está ligado al problema de la realidad, y cómo nos relacionamos con esa realidad. ¿Cuándo podemos estar seguros de la validez de nuestros conocimientos?¿Cómo podemos adquirir conocimientos válidos y certeros? Hubo filósofos (F. Bacon, Locke, Hume, Hobbes) que creyeron que sólo mediante la experiencia (EMPIRISMO), o que sólo mediante la razón (Descartes) RACIONALISMO. De la conjunción de ambas (razonamiento lógico y posterior comprobación empírica) surge el método científico.

Pero, ¿qué es el conocimiento?

Las personas poseen diversos saberes: el adquirido en la experiencia cotidiana, común y espontáneo, sin nexos entre sí, superficial (se conforma con lo aparente), asistemático (tanto en su adquisición como en su validación) y acrítico (lo que pasa, pasa por que pasa). Este saber puede acoger algunas adquisiciones científicas, pero no es el saber científico como tal. Viene a ser lo que los antiguos griegos consideraban DOXA u opinión, contrapuesto a la EPISTEME, un saber que posee verdades que deben ser refrendadas por la praxis y que se sitúan en un determinado sistema de conocimientos. La diferencia radica en el modo de adquisición de esos conocimientos (el MÉTODO), es decir, con procedimientos de validez, el razonamiento lógico y la reflexión sistemática.

Pero con todo y en la actualidad, la aspiración no es la de alcanzar la verdad o la certeza absoluta de tales conocimientos, sino una probabilidad de acierto o concordancia con la realidad en sus proposiciones. Y ello mediante la falsabilidad, es decir, la contrastación cotidiana de que una teoría responde mejor a los datos empíricos que otra.

Evolución Histórica

Para llegar a lo que hoy conocemos como CIENCIA, ha habido un largo camino, con la mitología y la magia al inicio, el conocimiento racional después, y la experimentación al final.

Los antiguos griegos consideraron dos dimensiones de la ciencia, una teórica y otra práctica, y una dualidad de conocimientos (DOXA vs EPISTEME). De la separación entre Ciencias de la naturaleza y Ciencias humanas, encontramos en la Filosofía la única continuación del periodo helénico hasta F. Bacon, con quien se inicia una tradición de acumulación de datos, de observaciones y de formulación de hipótesis. Señaló la importancia de la Estadística y la necesidad de verificación empírica, y rechazó lo que no está basado en la experiencia.

La Revolución Científica que acontece en Europa entre el Renacimiento y la Ilustración, lleva a un desarrollo sin precedentes del conocimiento de la Naturaleza (empezando por Copérnico), y con ello de las Ciencias Naturales que, sin embargo, tiene escasa repercusión en las Ciencias Humanas (pese a los avances de Maquiavelo-Política- Rousseau-Social, Adam Smith y David Ricardo-Economía).

Comte (inicios del s. XIX) quiere trasladar el método científico y los avances que se han conseguido en las CC. Naturales a una nueva ciencia que conozca de la realidad social de forma positiva: la SOCIOLOGÍA (diferenciada de la Filosofía, y específicamente de la metafísica). Toma de Montesquieu el determinismo de los fenómenos y su traslación a las CC. Humanas, y de Condorcet la idea del progreso humano como devenir de la sociedad

En sus inicios, el conocimiento social se hacía de forma separada por teóricos como Comte, del trabajo empírico de los conocidos como “reformadores”. El desarrollo de la estadística (Quetelet, Gauss, Pearson, Yule, Laplace) aportó nuevas herramientas a éstos últimos, y la conjunción con los teóricos el desarrollo de la nueva ciencia.

Cada cual intenta aproximarse al conocimiento y comprensión de la realidad con las herramientas que tiene a su alcance, siguiendo un determinado procedimiento. Aunque el propio concepto de realidad sea subjetivo, pues la misma es distinta para cada persona, sí al menos intento comprender la que percibo de la forma más plena posible, algo nada fácil.

 

Desde pequeño, la enseñanza que me han ofrecido ha estado compartimentada en materias o asignaturas, las más de las veces sin relación unas con otras. Conforme iba ascendiendo de niveles, la especialización avanzaba de tal modo que, para profundizar en una determinada materia, era preciso abandonar el estudio de otras.

 

En mi época, el bachillerato se compartimentaba en “ciencias” o “letras”, y pese a que en conjunto prefería las primeras, opté por las segundas, dado que en esa rama se estudiaba Historia, que desde siempre me ha apasionado. Así, las matemáticas, la física y la química desaparecieron de mi curriculum, que no de mi interés. Hoy aún las distintas materias están aún más segmentadas.

 

Cuando entré en la universidad, hice la carrera de Graduado Social (hoy llamada Relaciones Laborales). Era la que más que atraía en esos momentos, pues deseaba comprender el mundo laboral en el que estaba inmerso desde los 17 años, y al que tanta importancia daba y doy. Pero ya al acabar, y ante la insatisfacción con una formación que creía parcial y sesgada (pese a que abarcaba alguna aproximación a la Economía, la Psicología, la Historia y la Sociología, así como a la Estadística) decidí proseguir los estudios (que desde el instituto compaginaba con el trabajo) y cursar Ciencias Políticas y Sociología.

 

De nuevo más especialización, aunque en una carrera que permitía la conexión con otras ciencias sociales de manera mucho más profunda y, desde luego, comprensible. Fueron estos estudios los que me mostraron una realidad que iba y va mucho más allá de lo social y lo político, abarcando desde luego lo económico, lo cultural, lo psicológico y lo ecológico. Me permitieron alcanzar una visión de conjunto, mostrándome la complejidad de las relaciones humanas y las interdependencias entre las distintas materias científicas, incluso las sinergias que se producen entre ellas.

Dimensiones

Desde luego, la especialización conllevó una reducción de materias a abordar de forma específica, pero cada vez que comienzo un nuevo estudio, proyecto o programa, lo hago aplicando lo que se conoce como holismo, perspectiva metodológica que contempla el análisis de una parte de la realidad a conocer (por necesidad no puede ser más que una parte, por amplia que quiera) desde una visión global, conjunta, integrada, de todos los elementos que intervengan (aunque alguno se escape o no se profundice en él) de tal forma que evito el reduccionismo que implica tratar sólo uno de los elementos que intervienen en la conformación de esa realidad, incluso aunque la demanda del cliente sólo se vea afectada por ese concreto elemento.

 

Así pues, cualquier tema que trato o estudio no se circunscribe a una sola dimensión de la compleja realidad humana, sino que (en la medida que el tiempo lo permite) procuro enfocarla con esa visión holística que me permita, más allá de la concreción que un determinado cliente requiera, aprovechar la misma tanto para sus necesidades como para una mejor y más exacta comprensión de la cuestión a tratar.

 

Por ello, y a la inversa en como la luz a través de un prisma se descompone en un haz de colores (algunos invisibles al ojo humano), la metodología que guía mis actuaciones profesionales es la recomposición de las distintas dimensiones de las ciencias sociales en una visión global de lo que acontece en nuestra realidad, más compleja que la que pueda ofrecer cada una de ellas por separado y, desde luego, mayor que la suma de esas partes segmentadas, que una vez reunidas, permiten completar un puzzle siempre inacabado, pero más fiel a la realidad objetiva que se intenta conocer.

GESOCLAB ortada

Por supuesto, faltarán esos colores cuya longitud de onda somos incapaces de captar en la actualidad, siquiera con las herramientas y metodologías más actuales, siempre cambiantes y a la que la moderna computación (la informática) cada vez va aproximándose, ahora con la técnica de datos masivos (Big Data y Data Mining), que me permiten conjugar la pasión por las ciencias sociales con los avances tecnológicos, las matemáticas y la pasión por las TIC.